Remedios caseros para la diabetes.

La diabetes es una enfermedad que aqueja a cada vez más personas a nivel mundial. Esta enfermedad consiste en un exceso de azúcar en la sangre; esto se debe a que el páncreas no genera la hormona insulina o la genera de manera insuficiente.

Sin esta hormona o con escases de ella; el azúcar en la sangre aumenta lo que trae cono consecuencia micción frecuente; debilidad, sed constante; fatiga y daño cardiovascular y renal.

Existen dos tipos de diabetes. La diabetes más grave es la tipo 1; esta afecta a niños; adolecentes y jóvenes adultos. Este tipo es muy poco frecuente. En este caso la persona afectada debe de inyectarse insulina ya que su páncreas no la produce.

La diabetes tipo 2 se manifiesta; generalmente, después de los 40 años. Las personas que son afectadas por este tipo suelen producir mucha insulina; pero esta no cumple con su función ya que las células sin resistentes a ella. Esta es la más común; abarcando un 90% de los casos; y es también conocida como diabetes no insulino dependiente.

Como la alimentación juega un papel juega un papel muy importante sobre la cantidad de azúcar que circula la sangre; los remedios naturales y caseros poseen ingredientes que ayudan a nivelar los niveles de azúcar; de esta manera se encontrará controlada.

Remedios naturales para la diabetes

Remedio #1: este es el remedio mas tradicional y mas utilizado. Consiste en ingerir la pulpa del aloe vera; el cual es también conocido como sábila.

Remedio #2: infusión de raíz de ortiga; esta se encarga de reducir los niveles de glucosa en la sangre.

Ingredientes:

25 gramos de raíz de ortiga.
½ litro de agua

Modo de preparación:

Solo debes de hervir la raíz de ortiga en el agua; por unos minutos a fuego lento. Luego lo retiras del fuego y la cuelas; y ya esta lista para ingerir.

Remedio #3: vino de salvia, reduce los niveles de azúcar.

Ingredientes:

100 gramos de hojas de salvia.
Un litro de buen vino.

Modo de preparación:

Solo debes de hervir los ingredientes por dos minutos. Luego deja que se enfríe y cuélalo. Tomate un vasito después de cada comida.

Remedio #4: come perejil fresco en ayunas.

Remedio #5: deja reposar por la noche unas ramas de perejil en vino blanco. Al día siguiente toma una taza.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *